Dexter: I really need… to kill somebody

Viendo la séptima temporada de Dexter, me da pena la gente que no la sigue, porque esta temporada estoy disfrutando con ella tanto como con Homeland, Sons of Anarchy o Game of Thrones. Sí, de ese nivel estoy hablando.

Avenging Angel

Para los que aún no lo sepáis, Dexter es una serie sobre un asesino en serie que mata a gente mala. Una especie de psicópata obsesionado con la sangre que sigue el código que le enseñó su padre cuando éste descubrió las ansias de matar de su hijo. Siendo policía, al padre de Dexter se le ocurrió que si su hijo sentía tal necesidad de matar que no podía evitarlo, por lo menos podría hacer el bien matando sólo a gente mala, gente que se lo mereciera en cierto modo, asesinos y violadores que hubieran logrado escapar al sistema legal. Le inculcó una serie de reglas para que no le pillaran, así que Dexter mata, pero nadie de su entorno conoce su secreto. Tiene una vida aparentemente corriente y aunque su psicopatía le impide relacionarse con los demás de manera normal, él logra pasar desapercibido imitando el comportamiento de los demás y haciendo lo que la gente espera de él.

Como premisa, no está nada mal. Ahora hay más series del estilo, pero cuando empezó en 2006, era bastante innovadora. Fue de las primeras series que empecé a ver donde el protagonista era uno de los malos. Recuerdo que me sorprendía que Dexter me cayera tan bien siendo un asesino, que le cogiera cariño. No es que llegues a poder identificarte con él,  pero desde luego sí se crea un vínculo emocional, que hace que por muy malo que objetivamente sea el tío, al ver la serie tú estés deseando que le salgan las cosas bien.

Have a Killer Day¿Cómo es eso posible? ¿Cómo puede alguien encariñarse con Dexter?

Al principio te lo presentan como un tío frío, sin sentimientos, sin conciencia, sin vínculos emocionales y con una necesidad compulsiva de matar. Pero luego, a medida que vas viendo capítulos te das cuenta de que no es tan monstruoso como él mismo se ve. Aunque no son tan obvios como podrían serlo en cualquier otra persona, Dexter, a su manera, sí tiene sentimientos, y ver cómo razona, cómo evolucionan  sus relaciones con la gente, es lo que más me gusta de una serie con un personaje tan peculiar. ¿Que mata a gente en su tiempo libre? Bueno, ¿quién no tiene sus pequeños defectos? no es para tanto. Además, sólo mata a gente mala, asesinos. ¿Eso tiene que contar para algo, no? No tiene mucho sentido, pero cuando empiezas a desear que le vaya bien te aferras a cualquier razonamiento estúpido para justificarlo. Porque al final te encuentras pegado a la tele deseando que por favor por favor no le pillen cuando está cortando en trocitos a su última víctima porque entonces ya sí que no se libra ni de coña y ¿qué sería entonces de su pobre hermana y de su familia? Ya sólo por eso hay que reconocerle su mérito a la serie.

Pues bien, aparte de las pequeñas tramas de cada capítulo, cada temporada cuenta una historia. Y depende de cómo de interesante sea esa historia, la temporada es mejor o peor. De las seis que emitieron antes que ésta, las 4 primeras fueron geniales. La quinta no estuvo al nivel de las anteriores, pero teniendo en cuenta que la temporada cuatro dejó el listón demasiado alto, no fue mala. Y la sexta, para mí, fue un bajón. Más o menos, la seguí por inercia, pero no llegó a engancharme del todo. Llegó un punto en el que creía que Dexter, como serie,  ya no iba a dar mucho más de sí. Afortunadamente, tengo que reconocer que me equivocaba. ¡Vaya si me equivocaba!

El final de la sexta temporada sorprendió con un cliffhanger de aúpa, y tras una larga espera, cuando por fin se estrenó la séptima, me dí cuenta de que Dexter es mucho Dexter, y con las premisas que manejaban esta temporada, el potencial era inmenso. Y también muy arriesgado. Pero madre mía, ¡qué bien lo están desarrollando!

Así que aquí estoy, disfrutando como una enana de cada nuevo capítulo, y redescubriendo porqué me gusta tanto esta serie. Lo original de la premisa, lo inusual de sus situaciones, las tramas… ¡los actores! Las escenas entre Dexter y su hermana Debra siempre han sido mis favoritas, pero ésta temporada están siendo espectaculares.Dexter_Deb Michael C. Hall ya ha ganado muchos y merecidos premios por éste personaje, pero éste año, más que nunca, tiene una dura competencia. Siempre me ha encantado el personaje de Deb Morgan, la chillona, testaruda, hombruna, impulsiva y muy mal hablada hermana de Dexter, pero esta temporada Jennifer Carpenter está increíble, más aún que de costumbre, y su personaje, que siempre fue una piedra angular de la serie y la más interesante de las personas de la vida de Dexter, está llegando a nuevos niveles de genialidad. Si ya es indignante que nunca la nominen siquiera para ningún premio, como esta temporada tampoco le reconozcan su trabajo, creo que perderé el ya poco respeto que les tengo a este tipo de premios.

Resumiendo, si no la véis, o lo dejásteis por el camino, ¡mal hecho! ¡llegad a la séptima temporada y disfrutad como yo!


Publicado originalmente en https://musictvlife.wordpress.com/ bajo una licencia Creative Commons. Licencia Creative Commons

Esta entrada fue publicada en Series y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s