Orange is the New Black (Pulaski at Night)

Orange Is The New Black ya consiguió colarse el año pasado en mi lista “Mis series favoritas de 2013” y sí, su primera temporada me conquistó, pero ha sido su segunda entrega la que me ha rendido a sus pies. He disfrutado inmensamente de los 13 capítulos de este año y es que la primera temporada estaba bien, pero desde mi punto de vista esta segunda ha mejorado muchísimo, en gran parte porque ya no se centra tanto en el personaje de Piper Chapman y se vuelve una serie más coral. Con cada capítulo descubres mucho más de alguna de las reclusas de la penitenciaría de Litchfield, y hay tantas historias, tantas anécdotas, tantas sorpresas, que es imposible que no acabes cogiéndoles cariño a muchas, a pesar de sus antecedentes. Red, Taystee, Poussey, Miss Rosa, Morello, Crazy Eyes, Sophia, Gloria, Vee… esta serie está llena de secundarias de lujo, actrices en su mayoría poco conocidas anteriormente que aquí brillan con luz propia y te dejan alucinada con sus interpretaciones.

Orange is the new black

Basada en una historia real, es una serie que retrata las penurias de vivir en una cárcel de mujeres, pero de forma entretenidísima y divertida, al estilo de las mejores dramedias. Y es que no debemos olvidar que la creadora de esta serie es Jenji Kohan, que también nos regaló la inmensa Weeds, donde durante 8 temporadas la protagonista, Nancy Botwin, vivía desastre tras desastre, liaba unos embrollos de órdago para salirse con la suya, y aún así podías reírte con aquella serie como si fuera una auténtica comedia, a pesar de que algunos de los temas que trataba eran bastante serios. Ésta es igual.

Así que si aún no le habéis dado una oportunidad y andáis buscando serie nueva, os animo a que probéis.

Por cierto, esta temporada han sonado en Orange Is The New Black muchas canciones muy buenas, otro punto a su favor, pero de entre todas me quedo con Pulaski at Night, un tema que no conocía hasta que lo escuché en el primer capítulo de la temporada, pero que está muy bien elegido para la escena y que es además muy interesante y original. El autor, Andrew Bird, es un multi-instrumentista que mezclando sonidos de un violonchelo y un violín consigue crear un tema único, y ese verso pegadizo que acompaña toda la canción. Aquí podéis escucharlo:


Publicado originalmente en https://musictvlife.wordpress.com/ bajo una licencia Creative Commons. Licencia Creative Commons

Esta entrada fue publicada en Music, Series y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s