Old Crow Medicine Show – Wagon Wheel

Hace un par de años, en una de esas sesiones de youtube que me marco a veces en las que empiezo viendo un vídeo de algo y ese vídeo me sugiere otro y ese a su vez me lleva a otro y así indefinidamente, acabé viendo un fragmento del documental “Big Easy Express”. En el vídeo aparecían los integrantes de Mumford & Sons junto con otros músicos, en una especie de sesión improvisada donde todos juntos interpretaban una canción llamada “Take ‘em away” que se me quedó en la cabeza varios días. Investigando un poco descubrí que el documental era de una gira que hicieron Mumford & Sons en 2011 junto con otros dos grupos desconocidos para mí: Edward Sharpe & The Magnetic Zeros y Old Crow Medicine Show y que la canción que me había gustado era de estos últimos.

Cuando hablé aquí del grupo Mumford & Sons hace más de dos años mencionaba, entre otras cosas, que me encantaban de ellos el estilo folk rock con toques de bluegrass típico del sur de estados unidos, su uso del banjo y las armonías. Pues bien, resulta que gracias a ellos (y a youtube) acababa de descubrir otro grupo que reunía esas características y que además usaba otras dos debilidades mías: el acento sureño (como el de mi querido Boyd Crowder) y el fiddle (el violín usado en música folk o bluegrass).

Total, que resulta que mi canción favorita de este grupo tiene una historia muy interesante, de esas que tanto me gustan a mí. Estoy hablando de “Wagon Wheel”. Sí, me ha costado 3 párrafos llegar a mencionar la canción del título de esta entrada, pero me gusta contar mis historias desde el principio. Tranquilos, ya llegamos a la parte interesante :p

La historia comienza en 1973, cuando Bob Dylan estuvo componiendo la banda sonora de la película “Pat Garrett and Billy The Kid” durante un par de días en un estudio de grabación. De esas sesiones saldría, entre otras, la famosísima canción de Dylan “Knockin’ on Heaven’s Door”, pero como suele pasar en todos los procesos creativos, por el camino se quedaron bastantes ideas descartadas. Alguien del estudio grabó una maqueta con las sesiones y la filtró al exterior y uno de esos descartes era una canción improvisada en el momento, conocida como “Rock me mamma” por el estribillo que tenía y que sonaba tal que así:

En aquella época, las copias piratas no se difundían tan rápido ni tan fácilmente como ahora, pero más de 20 años después, de alguna manera, una de las copias de aquella sesión llegó a manos de Chris Fuqua cuando viajó a Londres a los 17 años. Éste a su vez se la enseñó a su amigo Ketch Secor, con el que 3 ó 4 años después formaría el grupo Old Crow Medicine Show. Secor, que era un gran admirador de Dylan fue el que cogió el estribillo de “Rock me mamma” y añadiendo sus propios versos, la transformó en la maravillosa “Wagon Wheel“. La letra, llena de bonitas imágenes y menciones a la cultura sureña, habla desde el punto de vista de alguien del sur que siente nostalgia por su hogar y viaja de vuelta haciendo autoestop.

El grupo estuvo alrededor de 9 años interpretando la canción en las actuaciones que hacían hasta que en 2004 la quisieron incluir en su primer disco, O.C.M.S, momento en que tuvieron que aclarar el tema del copyright y acordaron con Dylan que éste recibiría el 50% de los derechos de autor.

Los Old Crow Medicine Show en general, y esta canción en particular, son un ejemplo claro del estilo bluegrass; subgénero del country, el bluegrass se toca  con instrumentos acústicos, y usa principalmente el fiddle, 2 banjos, 1 contrabajo y una guitarra acústica. Además, las armonías vocales suelen tener una voz aguda disonante (el muy bien llamado ‘high, lonesome sound’). Aquí tenéis el vídeo:

A pesar de que los Old Crow Medicine Show no eran especialmente famosos en el momento de publicar la canción y aunque no recibió mucha publicidad ni la emitieron por la radio, ésta se fue haciendo muy popular, sobre todo en el sureste de Estados Unidos.

Finalmente la canción se volvió un éxito rotundo en 2013, cuando Darius Rucker grabó una versión más country del tema. Esta vez, se trataba de un artista ya consolidado, que versionaba la canción con ayuda de otro grupo muy conocido en el mundillo del country, Lady Antebellum, y la publicidad que recibió esta versión (Rucker ganó un premio Grammy con ella), unido a la popularidad que ya tenía la canción original hacen que ésta ya vaya por el triple platino.

Yo prefiero la original, pero esta versión más country tampoco está mal:

Y pensar que todo esto empezó hace más de 40 años con una improvisación descartada del gran Bob Dylan…Los caminos de la música son misteriosos y muy interesantes!


Publicado originalmente en https://musictvlife.wordpress.com/ bajo una licencia Creative Commons. Licencia Creative Commons

Galería | Esta entrada fue publicada en Anécdotas personales, Music y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s